Directorio

Biodiversidad

Biodiversidad: Itinerarios para la observación de la naturaleza

El municipio de Candelaria cuenta con un destacado número de ejemplares de flora y fauna que se encuentran protegidos por sus valores ecológicos. Por este motivo, la Concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Candelaria, ha elaborado los “Itinerarios para la observación de la Naturaleza en Candelaria”.


Se trata de seis guías que invitan a adentrarse en el medio natural del municipio para apreciar y saber reconocer las especies de flora y fauna más destacadas. Para ello se sirven de la Red de Senderos Locales de Candelaria, por donde discurren estos itinerarios que se pueden realizar de forma autoguiada.

Para más información:

Concejalía de Medio Ambiente

Telf. 922 50 50 14; 922 50 52 13


 
 

Las Lagunetas

Las nubes cargadas de humedad que arrastran los vientos alisios chocan en el norte de la isla contra las montañas formándose el conocido “mar de nubes”, si se observa desde arriba, o “panza de burro”, cuando nos encontramos bajo él. En la Dorsal, este mar de nubes rebosa por La Esperanza y se desplaza adosado a la vertiente meridional en dirección al Valle de Güímar. Cuando ocurre esto, las nieblas envuelven al Pinar de Las Lagunetas y pequeñas gotitas de agua se van condensando sobre las hojas de los árboles. La humedad atrapada termina cayendo al suelo en forma de “lluvia horizontal”. Este bosque esponja favorece la recarga del acuífero, lo que se evidencia por la abundancia de galerías en esta zona.

Chacorche

Recorrer el barranco de Chacorche supone hacer un viaje a las entrañas de la Dorsal de Pedro Gil. La ausencia de actividad volcánica en los últimos cientos de miles de años en esta parte del gran edificio volcánico ha permitido que la erosión haya ido excavando este profundo barranco. Sus laderas, que alcanzan varios centenares de metros de altura, son como un libro abierto de geología donde se puede leer gran parte de la historia volcánica de la Dorsal a través de las coladas volcánicas apiladas una sobre otra que fueron levantando el edificio. Chacorche es, además, refugio de la gran mayoría de los endemismos botánicos más valiosos del municipio de Candelaria.

La Mesa

En los últimos siglos el hombre ha transformado profundamente el territorio de las Islas, construyendo bancales para convertir las abruptas laderas en terrenos aptos para el cultivo. Con la llegada del turismo como principal motor económico, gran parte de estos antiguos terrenos agrícolas fueron rápidamente abandonados. Desde entonces, la naturaleza ha empezado poco a poco a recuperar sus antiguos dominios. En el paraje de La Mesa tenemos un claro ejemplo de un paisaje agrario abandonado, que lentamente es recolonizado por la vegetación natural.

Los Brezos

Hace 800.000 años, el enorme estratovolcán Arafo, que se situaba en los que hoy conocemos como Dorsal de Pedro Gil, se derrumbó súbitamente por su flanco sur. Todo el material fue arrastrado hacia el mar provocando un enorme tsunami que arrasó la costa oeste de Gran Canaria. De esta forma se originó el Valle de Güímar y, aunque posteriormente fue parcialmente rellenado por nuevas erupciones volcánicas, aún podemos observar las enormes cicatrices del socavón en la Ladera de Güímar y la Ladera de Chafa. Al abrigo de esta última se desarrolla esta ruta por el Monte de Los Brezos.

Buscador

La Mar