Directorio

Naturaleza

Naturaleza

El municipio de Candelaria cuenta con un número destacado de senderos y caminos, superior a la veintena, que forman parte del patrimonio etnográfico local, estrechamente relacionados con la economía tradicional que predominaba en este territorio hasta hace algunas décadas, basado principalmente, en el sector agropecuario.
 
La orografía ha sido uno de los condicionantes más destacados frente a los que tuvo que luchar el campesinado para obtener superficies de terreno fértil y poder desarrollar labores agrícolas, lo que dio lugar a la apertura de una amplia red de caminos locales que comunicaban todo el término municipal de cumbre a costa y a su vez, con el resto de la isla.
 
Para entender mejor este recurso, conozca usted su diversidad:
 
Rutas de peregrinación: Legado importantísimo desde la época prehispánica relacionadas con el culto religioso a la Virgen de Candelaria. Son utilizadas por los peregrinos que cada año vienen de todos los municipios de la isla hasta la Villa Mariana en la víspera de su fiesta. En un principio, las usaban los guanches para la celebración anual del Beñesmén.
 
Caminos reales: Comenzaron a construirse en el siglo XVI para facilitar una circulación más rápida y cómoda a las personas y animales de carga que transportaban mercancías por toda la isla, siendo fundamentales para las comunicaciones terrestres a escala insular.
 
Caminos de carro o carreteros: Como su propio nombre indica permitían el paso de carros o carretas que unían las poblaciones más importantes y las zonas agrícolas más fértiles. Al igual que los caminos reales, se caracterizaban por tener pavimento de piedra para evitar el deterioro ocasionado por estos medios de transporte.
 
Caminos de herradura: Su ancho admitía el paso de las bestias y a diferencia de los anteriores, comunicaban los núcleos de población secundarios con las áreas agrícolas, que abundan en las medianías del municipio. En este caso, se empedraban los tramos de difícil tránsito por las pendientes o por los efectos de la erosión hídrica.
 
Sendas o veredas: Senderos que únicamente eran utilizados por las personas en su continuo trasiego entre áreas productoras y áreas residenciales.
 
Hoy, muchos de estos caminos de herradura, caminos carreteros o senderos tradicionales han desaparecido por la falta de uso y la consiguiente colonización de la vegetación. No obstante, desde la Concejalía de Medioambiente del Ayuntamiento de Candelaria se está llevando a cabo una labor de recuperación y señalización de gran parte de sus caminos tradicionales para que entren a formar parte de la Red de Senderos Locales, promoviendo su conservación, potenciándolos como recurso turístico para los visitantes y aumentando la oferta cultural y de ocio para la población local.
 
En el año 2007, con la aprobación del Cabildo Insular de Tenerife y la Federación Canaria de Montañismo, Candelaria se convirtió en el primer municipio de la isla en homologar una Red de Senderos Locales, con un total de siete senderos que guardan las condiciones óptimas de seguridad, limpieza y señalización para el disfrute de la naturaleza a través del senderismo.
 
Te invitamos a que descubras un pasado muy presente, que con tu aportación tendrá un mejor futuro. Puedes ver nuestros vídeos de la red de senderos de Candelaria en este enlace.
 
Recomendaciones:

  • Vaya siempre acompañado.
  • Utilice ropa y calzado adecuado.
  • Se aconseja llevar protector solar, gorra, gafas de sol y abundante agua.
  • Ayúdenos a conservar los espacios naturales
  • Camine por el sendero. No abra nuevas rutas.
  • LLévese consigo la basura que genera.
  • No encienda fuego.
  • No recolecte plantas, animales u otros elementos del medio.
Buscador

La Mar